3 beneficios de la AI para los equipos de inteligencia y seguridad informática

La inteligencia artificial (IA) se ha convertido rápidamente en una tecnología capaz de apoyar y resolver desafíos complejos, desde análisis financieros y diagnósticos médicos hasta el desarrollo de vehículos autónomos. Una nueva investigación del McKinsey Global Institute, compartida por la empresa Technologent, incluso estima que las técnicas de IA tienen el potencial de crear anualmente más de $5 billones en valor a múltiples industrias.

A pesar de este crecimiento, la IA sigue siendo una tecnología algo incomprendida por la gran mayoría. Más allá de la creencia tradicional, se trata de un término que engloba una serie de innovaciones diseñadas para: 

  • Incorporar máquinas con la capacidad de analizar conjuntos de datos
  • Identificar patrones y tomar decisiones autónomas

Ambas acciones eliminan la necesidad de que los programadores tengan que escribir un código para cada función y por ende se sobrecarguen con tareas que, en realidad, hoy día son posibles automatizar. 

En este contexto, el aprendizaje automático y el aprendizaje profundo son los dos subconjuntos predominantes de la IA. Si bien están estrechamente relacionados, existen diferencias significativas, de acuerdo con el mencionado artículo compartido por Technologent. 

Por una parte, el aprendizaje automático, se indica en el artículo, se refiere al uso de algoritmos que “aprenden” para producir mejores análisis a medida que están expuestos a más y más datos. Así es como Netflix y Amazon pueden predecir sus preferencias de visualización y compra.

Por la otra, el aprendizaje profundo se conoce como aprendizaje automático con esteroides. Está diseñado para imitar libremente la forma en que el cerebro humano trabaja con las neuronas y las sinapsis. 

“Utiliza un sistema jerárquico de las llamadas “redes neuronales artificiales” con una gran cantidad de nodos altamente interconectados que trabajan al unísono para analizar grandes conjuntos de datos. Esto le da a una máquina la capacidad de descubrir patrones o tendencias y aprender de esos descubrimientos”, se expresa en la nota de Technologent. 

Inteligencia y seguridad informática

Ahora bien, en el contexto de la seguridad informática, la IA también se ha ganado un lugar preponderante y existen usos prácticos y valiosos en donde esta tecnología puede generar beneficios significativos. 

Más allá del imaginario colectivo en donde la Inteligencia Artificial sirve para delinear escenarios futuristas y fantásticos, los departamentos de seguridad y tecnología de la información (TI) dentro de organizaciones de todos los tamaños y en todas las industrias pueden disminuir costos operativos y aumentar la eficiencia. 

En ese sentido, las tecnologías de IA como el procesamiento de lenguaje natural y el machine learning permiten a los analistas de seguridad dar respuesta a las crecientes amenazas con mayor velocidad y confianza, en un mundo en el que los ciberataques aumentan en volumen y complejidad día a día.

En concreto, IBM Security explica que la IA aplicada a contextos de seguridad informática es capaz de: 

  1. Aprender: Mediante machine y deep learning, la Inteligencia Artificial es capaz de “entender” riesgos y ciberamenazas. Esto lo logra al consumir millones de datos provenientes de fuentes estructuradas y no estructuradas.
  2. Razonar: La IA recopila dichos conocimientos y hace uso del razonamiento para identificar en cuestión de minutos relaciones existentes entre las amenazas cibernéticas, como direcciones IP sospechosas, archivos maliciosos, o personas con accesos privilegiados.
  3. Aumentar: Con su accionar, la IA elimina del mapa tareas tediosas que consumen gran parte del tiempo de los analistas de seguridad y brinda un análisis organizado de los riesgos cibernéticos. 

Todo esto permite que los analistas de los departamento de inteligencia y seguridad informática se concentren en tomar decisiones críticas y entregar respuestas coordinadas y puntuales para neutralizar las amenazas a tiempo. 

eThalamus en acción

En el caso de Latinoamérica, la empresa chilena Widefense desarrolló eThalamus, un producto único, acorde a las necesidades reales de gestión de seguridad, que hace uso de la IA para catalogar y gestionar las alertas de seguridad de empresas de todos los tamaños. 

Al hacer esto, eThalamus ayuda a los equipos de TI a reducir el tiempo de resolución al aplicar casos de uso y guías de atención especializadas por amenaza, plataforma y organización. Por su misma naturaleza, se trata de una plataforma integral que ayuda a los líderes a evitar la sobrecarga de su personal y aumentar la rentabilidad del departamento de tecnología de la información. 

En conclusión, hoy en día la IA es una tecnología capaz de ayudar en entornos prácticos y reales y no solo de tener un rol protagónico en entornos de ciencia ficción. De hecho, de acuerdo con un artículo compartido por la revista tecnológica Muy Interesante, en la última década “las empresas han aumentado el ritmo de inversión en sistemas de IA como defensa frente a la siguiente generación de ciberataques. Dos tercios (69%) de las compañías reconocen que no podrán responder a las amenazas críticas sin inteligencia artificial”. 

Si estás interesado en ver a eThalamus en acción, comunícate con nuestro equipo a través de los números +562 28169000 (Chile), +571 7954699 (Colombia), o escríbenos directamente a WhastApp aquí

Vive la ciberseguridad sin miedo.

< Volver