¿Cómo la Inteligencia artificial hace frente a los ataques cibernéticos?

La era de la digitalización ha traído consigo un aumento en el riesgo de ataques cibernéticos a organizaciones de todo el mundo. No obstante, el software de Inteligencia Artificial (IA) tiene la capacidad de aprender a partir de eventos pasados, para poder predecir e identificar estas amenazas en ciberseguridad. 

Según el Barómetro de riesgos de Allianz, los incidentes cibernéticos se han convertido en el riesgo empresarial más importante en 2020. Por eso, dentro de los departamentos de Tecnología de la Información (TI) es fundamental contar con el apoyo del sistema de Inteligencia Artificial, el cual se vuelve cada vez más preciso, siendo capaz de detectar más tipos de ataques.

La IA está transformando el ámbito de la ciberseguridad, analizando cantidades masivas de datos de riesgo, con el objetivo de reducir los tiempos de respuesta y aumentar las operaciones de seguridad.

¿Cómo funciona la inteligencia artificial? 

Como todo programa informático la IA es desarrollada con tecnología como lenguajes de programación y bases de datos, basándose en tres pilares fundamentales:

Aprender: Está entrenada para analizar millones de datos de fuentes estructuradas y no estructuradas. A través de las técnicas de machine learning y deep learning, mejorando su conocimiento para entender el riesgo cibernético.

Razonar: Utiliza el razonamiento para identificar las relaciones que existen entre las amenazas; como archivos maliciosos, direcciones IP sospechosas o personas con información privilegiada. 

Aumentar: Elimina las tareas de investigación que requieren mucho tiempo y proporciona un análisis organizado de los riesgos, reduciendo el tiempo que los analistas de seguridad necesitan para hacer frente a las amenazas, proporcionando una respuesta coordinada hasta 60 veces más rápido; aumentando las defensas.

Objetivos básicos de la Inteligencia Artificial en la Ciberseguridad 

Las herramientas de IA contribuyen a anticipar, neutralizar y gestionar incidentes de ciberseguridad, mediante técnicas que pueden rastrear los pasos de los ciberdelincuentes a través de cadenas y sistemas capaces de aprender del entorno.

De allí se desprenden 4 objetivos básicos de la implementación de IA en la ciberseguridad:

  1. Gestión masiva de información: Prioriza qué situaciones y ataques tienen prioridad de gestión y cuáles son falsas amenazas.
  2. Respuesta en tiempo real: Permite tomar acción inmediata para minimizar riesgos.
  3. Automatización: Automatización de respuesta a muchas de las amenazas.
  4. Predicción: Ayuda a un mejor análisis forense de ataques previos, lo que se traduce en una mejora de las defensas.

Estos objetivos son aplicables a diferentes áreas como protección anti-malware, gestión de fraude, gestión de identidades de acceso, y prevención de correo malicioso.

Te puede interesar: 3 beneficios de la AI para los equipos de inteligencia y seguridad informática

Inteligencia Artificial y ciberseguridad empresarial

De acuerdo con el informe ‘Inteligencia artificial en el mercado de la ciberseguridad: pronóstico global hasta 2026’, de MarketsandMarkets, el sector de inteligencia artificial en ciberseguridad alcanzará los 38.200 millones de dólares en 2026, previendo así un crecimiento medio anual del 23,3%.

Esto demuestra que solo a través de IA las organizaciones podrán reforzar sus sistemas de defensa.

Para ello las organizaciones necesitan implementar una buena estrategia con un plan al que ceñirse, siguiendo las diferentes etapas:

  1. Crear una plataforma de datos:  Para poner en funcionamiento la IA.
  2. Seleccionar casos de uso de alto impacto: Para acelerar y maximizar los beneficios.
  3. Colaborar externamente: Con partners estratégicos para mejorar la inteligencia contra amenazas.
  4. Implementar SOAR: Implementar orquestación de seguridad, automatización y respuesta para mejorar la gestión de la seguridad.
  5. Formar a sus colaboradores: Capacitar a los analistas cibernéticos para que dominen la IA.

Protección con eThalamus 

Afortunadamente, para los equipos de seguridad TI en Latinoamérica, existen soluciones para gestionar ciberseguridad potenciadas con inteligencia artificial, que hacen la labor más fácil. Entre ellas, destaca eThalamus, una plataforma desarrollada por Widefense que unifica en un solo lugar distintos sistemas de Ciberseguridad, automatizando el monitoreo, detección, alerta y respuesta ante amenazas, todo en tiempo real.

Esta plataforma incorpora un monitoreo activo de distintas plataformas existentes en el cliente- no sólo respecto a seguridad – sino también de disponibilidad y operatividad, garantizando la continuidad completa de la ciberseguridad.

Crece sin miedo

¿Quieres poner en marcha eThalamus dentro de tu departamento TI? Obtén una demo gratuita. Escríbenos  a través de los números +562 28169000 (Chile), +571 7954699 (Colombia), o contáctanos directamente a WhastApp aquí

Hoy en día, la Inteligencia Artificial es una herramienta accesible para todo tipo de empresas. Además de optimizar procesos, ayuda a los equipos de TI saturados a  reenfocar los limitados recursos de personal que poseen en tareas de mayor valor. 

Así, en medio de un creciente número de alertas, con las herramientas adecuadas es posible vivir la ciberseguridad sin miedo. 

< Volver